Logo Blog

¿Quieres escribir y aún no lo intentas? 5 tips de J.K. Rowling que te inspirarán

En este momento, seguramente hay millones de personas en el mundo con alguna idea genial para una historia y un sueño no confesado de escribirla y verla publicada. Si estás leyendo esto probablemente también tengas esa inquietud, así que ya sabes que no eres extraño, hay otros como tú. Hay otra gran similitud entre esas millones de personas y tú: quieres escribir y aún no lo intentas.

Las causas pueden ser tantas que quizá nunca logremos nombrarlas todas: falta de tiempo, falta de un lugar adecuado, poca confianza en tu manejo del lenguaje, saboteadores de oficio que te desaniman si lo quieres intentar, preocupaciones cotidianas que consideras más útiles que perder el tiempo tecleando palabras que no sabes dónde llegarán… En fin, podemos buscar y encontrar infinidad de razones para justificar nuestra inacción.

Imagen de Steve Johnson en Pixabay

Investigando sobre esas razones y cómo superarlas llegué a unas declaraciones de J. K. Rowling. He admirado a muchos escritores, pero hay una que me ha cautivado por algo que va más allá de sus libros: su historia personal. La vida de esta escritora —autora de la saga de Harry Potter, entre otros— me resulta inspiradora. Pero, ya va, este post no va de una novela sobre la vida de Rowling.

Tips de J.K. Rowling para inspirarte a escribir

Las veces que se le ha preguntado a J.K. Rowling sobre sus secretos para escribir y tener éxito al hacerlo, ella ha dejado claro que no tiene ninguno, que no posee una lista mágica secreta de consejos infalibles para escritores ni nada por el estilo. Ella insiste en que lo único que hizo (y le funcionó) fue escribir lo que quiso ignorando la opinión de quienes le decían que eso nunca iba a funcionar.

Para mí eso es un buen primer consejo, ¿o no?

La autora de uno de los libros más vendidos de la historia dice que aunque no exista una receta para escribir, sí cree que hay cinco cosas básicas que a ella le funcionaron y que quizá puedan inspirar a otros.

Así que si quieres escribir y aún no lo intentas, aquí voy con el top five de Rowling:

1-Leer: Sí, aunque se vea sencillo. Leer —y yo agrego: mucho— es el mejor entrenamiento para escribir. En palabras de Rowling: “no se puede ser un buen escritor si no eres un lector devoto”. ¿Leíste bien? Devoto. ¿Te imaginas ser un escritor y no amar la lectura? Yo no lo concibo. Leer te muestra mil y una formas de contar una idea, te ofrece inspiración, muchas veces entiendes cómo no hacerlo (porque seguramente leerás también textos no tan buenos). Aunque creas que al leer corres el riesgo de imitar a tu autor favorito, con la práctica encontrarás tu forma particular de expresarte.

2- Valor: Debes tener el valor de superar el miedo a fracasar en lo que deseas hacer. Muchas veces, el miedo a lo que pueda pasar hace que desperdiciemos muchas oportunidades de sentirnos satisfechos con nosotros mismos. Escribe lo que siempre has deseado escribir. Peor que sucumbir al miedo de hacerlo es arrepentirte por no haberlo hecho.

3- Disciplina: Tal vez tengas la imagen idealizada de un escritor arrobado por la inspiración tecleando desaforadamente hasta lograr llenar quinientas páginas de una obra perfecta. Pues no, no funciona así. Escribir es un trabajo, un esfuerzo consciente, una decisión personal. Si te dedicas disciplinadamente unos minutos al día a escribir —aunque la inspiración esté de vacaciones— con el tiempo puedes sorprendente cuando veas cuánto has avanzado en el desarrollo de esa historia que tenías en mente. Imagínate lo que ocurriría si en esos minutos que te sientas disciplinadamente a escribir te visita la inspiración: ¡lo máximo!

4- Resiliencia y humildad: Humildad para aguantar las críticas y comentarios negativos (que nunca faltarán), y la resiliencia para levantarte y seguir con más fuerzas que antes. ¿Sencillo? No, claro que no, pero sería bueno intentarlo. La idea de escribir es ver algún día tu trabajo publicado, y cuando eso pase te enfrentarás a los gustos disímiles de las personas. Algunas amarán lo que escribiste, otras no tendrán piedad en despedazar tu escrito.. y a ti. A eso súmale los rechazos que seguramente enfrentarás al enviar tu manuscrito a la consideración de alguna editorial. Anótalo por allí para que no se te olvide: humildad y resiliencia.

5- Independencia: Escribe lo que quieres y cómo tú quieres. Si quieres escribir y aún no lo intentas decídete a hacerlo, pero a tu manera. En este consejo, Rowling dice que evitemos sentirnos presionados por quienes pretenden tener la receta perfecta para escribir, pues esta no existe, ni para escribir un bestseller, ni para garantizar que te publiquen tu manuscrito, ni para hacerse millonario escribiendo…

“Tanto en la escritura como en la vida, tu trabajo es hacer lo mejor que puedas, superar tus propias limitaciones, aprender todo lo que puedas y aceptar que las obras de arte perfectas son tan solo un poco menos raras que los seres humanos perfectos”. J. K. Rowling

Me encantaría que me contaras por qué no has intentado escribir aunque desees hacerlo. Puedes hacerlo aquí o en Instagram. Tal vez en otro post pueda hacer una recopilación de razones por las que nos ponemos tantos frenos a la hora de decidir sentarnos a escribir.

Gracias por leerme.

 


Leave a Reply

%d bloggers like this: