Logo Blog

No salgas con un perejil en el diente: revisa tu ortografía

A lo mejor te suena descabellado, pero un perejil en el diente puede tener mucho que ver con la ortografía. Te cuento.

Estás con alguien. Al reírse te das cuenta de que tiene un pedazo de perejil en el diente (o cilantro, albahaca o cualquier resto de comida). Si es de confianza, le haces notar la situación, rápidamente se tapará la boca y, con desesperación,  buscará la manera de deshacerse de tan desagradable elemento. Si la relación no es muy cercana, no encontrarás la forma adecuada de avisarle, pues no sabes si se molestará (lamentablemente la vergüenza tiene muchas maneras de expresarse, y una de ellas es atacar al mensajero). Así que, en ese caso, quizá no digas nada y te retires lentamente con ese secreto entre pecho y espalda.

persona escribiendo en computadora

hoja de perejil

 

¿Por qué un detalle aparentemente tan insignificante puede convertirse en una experiencia tan desagradable? Se me vienen a la cabeza varias posibles razones:

*Un perejil en el diente es como un reflector apuntando hacia ti para destacar tu peor ángulo, y eso afecta la imagen que deseas dar.

*No pasa desapercibido jamás.

*Es desagradable para el que lo ve, y a nadie le gusta ser o parecer desagradable.

*Por más que quieras ver hacia otro lado, la mirada va directo al perejil.

*Podrán notarlo cientos de personas antes de que tú te des cuenta.

*Nadie quiere que los demás asuman que no tiene hábitos de higiene dental.

*Porque un pedazo de perejil en el diente es, definitivamente, un matapasiones.

¿Qué tiene que ver el perejil con la ortografía?

Te lo digo de una vez: un error ortográfico es igual que un perejil en el diente. Escribes un post (o un tuit, un CV, un libro, un ensayo…). Tiene una (o varias) fallas de ortografía (o gramaticales). Muchos en este punto me dicen: “Ay, ¿qué tanto? Igual me entienden”. Yo sigo diciendo lo que ocurre:

*El error se convierte en el punto de atención.

*El lector/cliente/reclutador que te interesa lo ve y piensa que hay algunas fallas en tu formación (el lenguaje es la primera herramienta que debe aprenderse).

*El lector/cliente/reclutador se da cuenta de que no prestas mucha atención a los detalles. A lo mejor deja de leerte (o de seguirte), lo piensa dos veces antes de contratar tus servicios, seguirá entrevistando posibles candidatos para ese puesto que querías…

*Los errores nunca pasan desapercibidos. Siempre alguien se da cuenta.

*La mayoría de las personas no te harán ver tu error porque no saben cuál será tu reacción.

*La imagen que da un texto con errores de ortografía es que quien lo escribió no considera necesario tomarse el trabajo de hacerlo bien.

*Un mensaje que diga: “habeces cuando te pienzo me duele el corason” o “te hamo” puede desencantar a la persona más enamorada.

¿Qué puedes hacer para evitar escribir con perejil en el diente?

*En principio, lee mucho. Es la mejor manera de asimilar la forma correcta de escribir.

*Revisa, revisa y revisa. Por más apurada(o) que estés, el tiempo que tomes en revisar y corregir bien vale la pena.

*Ten siempre el diccionario a la mano. Es tan fácil como hacer clic.

*Lee consejos para escribir mejor.

*Contrata los servicios de un corrector/editor de textos, ¡para eso estamos!

 

Nota: Cuando escribía este artículo, pregunté en mis historias de Instagram por qué la situación de tener un perejil en el diente nos alteraba tanto. Las respuestas básicamente expresaron que era por la preocupación acerca de la imagen que las demás personas se harían de nosotros. Pero hubo una que me hizo reír mucho. Decía que las personas se alteran cuando pasa eso porque “piensan que se les verá la sonrisa de la Chimoltrufia”. Todavía me estoy riendo.

 

Imagen 1: Image by StartupStockPhotos from Pixabay

Imagen 2: Image by Photo Mix from Pixabay


85 comentarios en “No salgas con un perejil en el diente: revisa tu ortografía”

  1. Pingback: flagyl ritirato
  2. Pingback: azithromycin f
  3. Pingback: porn
  4. Pingback: child porn
  5. Pingback: porn
  6. Pingback: porno izle
  7. Pingback: neurontin 400
  8. Pingback: ddavp aventis
  9. Pingback: generic celexa
  10. Pingback: acarbose reviews
  11. Pingback: repaglinide sulfa
  12. Pingback: porn
  13. Pingback: synthroid recalls
  14. Pingback: jamp sitagliptin
  15. Pingback: venlafaxine abuse
  16. Pingback: grandpashabet
  17. Pingback: child porn
  18. Pingback: child porn
  19. Pingback: child porn
  20. Pingback: sex historie
  21. Pingback: stromectol oral
  22. Pingback: ivermectin virus

Leave a Reply

%d bloggers like this: